Habitaciones privadas

Habitaciones privadas
En librerías el 10 de marzo

Mi lista de blogs

martes, 30 de septiembre de 2008

Sobre LA TARDE DEL DINOSAURIO

C. Peri Rossi es, indiscutiblemente, una de las grandes autoras hispanoamericanas, y aunque ha destacado en casi todos los géneros, quizá sea el cuento donde ha demostrado mayor originalidad, destreza y versatilidad. Dice Julio Cortázar en el texto prólogo: “No es casual que libros como éste sean en sí mismos una de esas casas interiores, y que cada relato proponga un avance por habitaciones, galerías, patios y escaleras que absorben al lector y lo separan de su mundo previo. Se diría que escritores como Cristina Peri Rossi repiten sin saberlo el oscuro arquetipo del palacio de Barba Azul: habitaciones, corredores de espejos, puertas condenadas o prohibidas, siempre puertas para aquellos que prefieren el horror y la muerte a la renuncia de no abrirlas. Un cuento termina y ya otros empiezan en la habitación siguiente (…). Pero la adolescencia emerge, lenta y amarga; en ese interregno turbio de los juegos ingresan a un territorio donde Cristina reconoce y asume la puerta condenada, la prohibición que va a ser transgredida, la horrible conciliación de víctimas y victimarios. Hermanos y hermanas, reinas y esclavos, falsos adultos incapaces de aceptar las leyes del juego”.

3 comentarios:

Sol dijo...

Busco, busco y no encuentro...
¿Dónde puedo hallar "Exactamente como los argelinos en París"?
¿Dónde y cuando fue publicado? ¿Está en alguna de las nuevas antologías? Soy curiosa y busco, busco, ¿podrás ayudarme?
Gracias.

H. J. dijo...

Mi querida señora, tengo que decirle que me sorprendió encontrar un blog suyo, cuando digo suyo, es decir escrito por usted.

Ha sido mi descubrimiento de hoy, un tropezón afortunado. Un espacio que seguiré visitando.

Un gracias inmenso, un abrazo grande.
H. J.

Gabo dijo...

Querida Cristina:

Escribo septentrionalmente lejos de usted. Hace mucho tiempo que sigo la pista de sus letras y la admiración por ellas no se me acaba. Recientemente descubrí su blog (gracias) ya se ha convertido para mi en un tibio refugio virtual, y lo he incluido en la lista de mi blog.
Mi última entrada (intento tomar fotografías) es por, y para usted.
Gracias otra vez mi querida señora del sur, le van mis elogios hasta allá.
Desde la gran Tenochtitlan;

gabriel morales