Habitaciones privadas

Habitaciones privadas
En librerías el 10 de marzo

Mi lista de blogs

domingo, 9 de marzo de 2008

VIACRUCIS

Cuando entro
y estás poco iluminada
como una iglesia en penumbra
Me das un cirio para que lo encienda
en la nave central
Me pides limosna
Yo recuerdo las tareas de los Santos
Te tiendo la mano
me mojo en la pila bautismal
tú me hablas de alegorías
del Viacrucis
que he iniciado
-las piernas, primera estación-
me apenas con los brazos en cruz
al fin adentro
empieza la peregrinación
nombro tus dolores
el dolor que tuviste al ser parida
el dolor de tus seis años
el dolor de tus diecisiete
el dolor de tu iniciación
muy por lo bajo te murmuro
entre las piernas
la más secreta de las oraciones
Tú me recompensas con una tibia lluvia
de tus entrañas
y una vez que he terminado el rezo
cierras las piernas
bajas la cabeza

Cuando entro en la iglesia
en el templo
en la custodia
y tú me bañas

2 comentarios:

Charruita dijo...

De todos tus poemas, éste es uno con las cuales más me identifico.
Gracias por subirlo a la red.

M.D. dijo...

Por fin

Hace tiempo descubrí que Yo era Equis
Y más tarde que Eqvis era mujer
Después encontré a Babel
y un lunar en mi hombro

Y ahora que puedo decirte que estoy aquí
me quedo muda
me quedo inmóvil
ahogándome en un mar de palabras y dudas

A veces es mejor no preguntar...
cuando no queremos oír la respuesta

Y si te sonrío y digo hola
quizá me mires sorprendida un instante
y sin desviarte
sigas caminando dejándome atrás
sin respuesta
sin sonrisa
sin saludo

Métete tu martillo donde te quepa!


No te tomes a mal lo del martillo... es una alusión a la "Historia del martillo", de "El arte de amargarse la vida" de Paul Watzlawick.

Gracias por escribir!
Un abrazo,
Eqvis