Habitaciones privadas

Habitaciones privadas
En librerías el 10 de marzo

Mi lista de blogs

lunes, 23 de noviembre de 2009

HOMO LUDENS (JOHAN HUIZINGA)

A mi editora también le gusta mucho jugar
-una partida semanal de póquer
con su ex psicoanalista su ex marido
un poeta local que organiza eventos
culturales y otra escritora que la admira
-¿Por qué no vienes? –me invita
No me gusta jugar contra personas –le respondo
Además cualquiera de ellos me ganaría
es gente con poder–imagínense el poder de un psicoanalista
o de un organizador de eventos culturales¬
–quizás sólo le podría ganar a la escritora que la admira
pero no, porque es simbiótica
se consustancia con ella
además, yo no juego contra personas:
la agresividad de uno contra todos
me agota
Yo sólo juego con las maquinas –le digo a mi editora
Contra ellas, querrás decir –me corrige
No, juego con –respondo,
me acompañanjugamos juntas
La máquina querrá ganarte –dice, terca
Es un programa –respondo
No hay la menor agresividad personal
Me lo haría a mí o a cualquier otra.
Te pierdes una oportunidad –dice mi editora
Es la primera vez que pierdo
una oportunidad de perder
pienso.

5 comentarios:

Yamileth dijo...

"es la primera vez que pierdo
una oportunidad de perder"

bueno, decir que a cualquier invitación
estamos también perdiendo
pero ¿cuánto nos cuesta desengañarnos?

juan carlos olivas dijo...

Genial,

un abrazo

Mimo dijo...

Creo que Cristina tiene en su poesía lo que yo tengo (y siempre tendré) desordenado en la cabeza.

Megan dijo...

Sus obras iluminan el terror exquisito del ser, como un omnipotente que flota pero está asustado de tocar la tierra. Soy una estudiante en los EE UU y mi concentración es la teoría de traducción y la literatura comparativa (en ruso, español, portugués, y catalán). He traducido una parte de su colección Cosmoagonías y me interesa la posibilidad de continuar la traducción en ingles con sus consejos. Me encantaría una conversación con Usted, si es posible. Megan Berkobien: mmberkob@umich.edu

Hélène dijo...

Je rêve de partenaires de jeux qui sauraient jouer à l'échelle d'une vie.